Nutrición

¡BIEN DE CALABAZA!

¿Estás preparado? Llega Halloween, la noche de todos los santos. Esa velada donde el inframundo y sus espíritus de tez lánguida salen a pasear con el único fin de sacarnos las cosquillas a los que disfrutamos cada día de una vida saludable. Así que pon las velas en el alféizar y prepárate para darles a todos su bien merecida ración de #calabazas. Limpia la mirilla, apunta con tino y ¡BOOM! ¡Cañonazo de beta-caroteno para ponerlos morenos!

¿Truco o trato? Por fin es #calabazatime. Coge una buena calabaza y arremángate para sacarle hasta la última semilla. Y ojo con tirar nada antes de tiempo, que hasta la pepita, todo es calabaza. Planta una vela en su interior y ya lo tienes: listo para espantar los malos augurios, ¡expelliarmus! Huelga de espíritus caídos por decoloración cutánea.

¿Esto acaba aquí? ¡Ni hablar! San Fernasio, San Fernasio, tráeme una buena ración de calabaza llena de Fibra para ir al gimnasio.  Y es que una buena ración de calabaza te va a #tocarlafibra, ¡ya lo verás!

Porque espantar espíritus y regalar caramelos #adestajo tiene mucha carga de trabajo… Así que, pensándolo bien, tampoco te irá mal un aporte de #carbohidratos. Tírale un guiño al mango y añádelo a la calabaza para un smoothie con energía con el que tener la motivación bien alta durante toda una noche de brujas, fantasmas y calaveras buscando pegarse una buena juerga.

 

Ya lo sabes, majo o maja: hasta en Halloween las verduras trabajan. En un rico puré, en daditos o en tiras al horno, no esperes a #halloween para pegarte un delicioso festival de calabaza. Toc, toc… Las doce de la noche y llaman a la puerta… ¿Quién es?