Consultorio

ESCAPE ROOM DEL AMOR: DOS ENTRAN, NADIE SALE

En nuestro consultorio de hoy tenemos la carta de un joven acostumbrado a huir de las relaciones y de otras cosas, pero que ha conocido a su media naranja escapista.💨 💨 ¡DENTRO CARTA!  💌💌

Querida doctora Calabaza,

Yo siempre he sido un especialista del escape. De escaquearme de trabajar, de huir al baño cuando piden la cuenta, de salir de las camas de las chicas a hurtadillas y de hacerles ghosting. Lo sé, TODO MAL. Y por eso me enganché a los escape rooms. La adrenalina de estar atrapado y buscar mil cosas para escapar me ponía a tono.

Total, que me recorrí los escape rooms de toda la ciudad. Iba solo porque ya no tengo amigos (me mandaron a freír tomates tras las 2983746 vez que me escaqueé de pagar la cuenta) y me juntaba con otros grupos (normalmente son lugares de trabajar en equipo, aunque todo lo resuelvo yo).

Y en el último grupo con el que coincidí había una chica, tan buena como yo. Empezamos a picarnos a ver quién resolvía los enigmas más rápido. Al principio con rabia, luego con divertimento.

En el último puzzle que era la llave de salida, nuestras miradas se cruzaron y surgió el amor. No queríamos que ese instante acabara nunca… así que no lo hizo. Hemos decidido no resolver el último puzzle y aquí estamos.

Llevamos una semana en este escape room del amor del que no queremos escapar. ¿Qué hacemos? ¿Podemos vivir nuestro amor para siempre en este espacio reducido? Y otra cosa, tenemos un poco de hambre y no queremos coger escorbuto: SEND THE GOODS!

Atentamente, el Houdini del amor.

 Querido escapista reformado:

Lo primero: en ese sitio tiene que oler a cerrado ya que debe de echar para atrás. Por favor, haced el favor de abrir las ventanas y airear.

Segundo: Amazon te lleva The Goods donde quieras, por favor, al menos manteneos alimentados 

Tercero: ¡LIBERAD AL KRAKEN… Y A LOS REHENES! Que estéis tan a gusto encerrados no significa que el resto tenga que sufrir viendo vuestros arrumacos, vuestras miraditas y vuestros apelativos cariñosos tipo “mi costi”, “cari”, “cielo”… AMNISTÍA INTERNACIONAL os denunciaría por tortura sin que les tiemble el pulso.

Cuarto: Yo estoy muy a favor de que las parejas creen su nidito de amor, pero entiendo que el escape room es el negocio de alguien y querrá seguir desarrollándolo.

Os propongo que salgáis a la luz del día y pongáis a prueba vuestro amor en el mundo exterior. Y si no funciona, siempre os podéis apuntar a algún reality de esos en los que encierran a la gente. Acabad con ese último puzzle y empezad una relación sana.

Atentamente, Doctora Calabaza.

 

#ConsultorioCalabaza