Consultorio

EUROPE IS LIVING A CELEBRATION Y YO QUIERO APUNTARME A LA FIESTA

Tengo muchos eurofans entre mis pacientes. Se les nota porque visten con lentejuelas y brillis-brillis, sus melenas se mueven como impulsadas por un ventilador, dan su número de teléfono en francés añadiendo el “point” (puá) después de cada cifra y porque entran entre fuegos artificiales a mi consulta. Yo misma soy una de ellas, por eso me toca tan hondo esta carta. ¡Dentro consultorio!

Querida Doctora Calabaza:

Tengo una cosa que confesar: SOY EUROFÁN. Pero eurofán-eurofán. De los de ver los concursos previos de cada país para conocer a los finalistas, de los de hacerse una lista de Spotify con los participantes, de los de aprenderse nombres de cantantes, bailarines y hasta del señor que toca el triángulo… EUROFÁN DE VERDAD.

Se acerca la fecha y no tengo con quién celebrarlo. A quién coger de la mano cuando salga España. Con quién comentar atuendos, coreografías y gorgoritos. Con quién disfrutar de LA FIESTA EUROPEA TOTAL. Y me pongo triste. ¿Qué hago? ¿Desisto en mi euroempeño y me busco otra afición?

Atentamente, Guayominí.

 

Querido 0 points a tus amigos:

Esto se salta toda ética profesional, pero que le den calabazas al código deontológico: VEN A VERLO CONMIGO.

Haremos comida inspirada en los diferentes países, bailaremos, beberemos y comentaremos que los países de la antigua URSS se votan entre ellos. ¡QUÉ EMOCIÓN!

Y si gana España nos bañamos en Cibeles, POR SUPUESTO. A ver si los del fútbol son los únicos que pueden hacer el mangurrián.

Atentamente, Doctora Calabaza.

 

 

P.D: Mándame un DM a Twitter o Instagram y concretamos.

P.D: No sufras, QUÉDATE CONMIGO 

 

#ConsultorioCalabaza

#TheGoods

#Eurovision