Consultorio

LLEGO TARDE A LA OPERACIÓN BIKINI. CONCRETAMENTE 10 AÑOS

Aunque el calendario dice primavera, este calorazo y nuestro body ya gritan ¡VERANO! desde cada poro de nuestra piel. Y con él llegan los agobios por ponernos el bikini y porque se nos vean mollas ¡Vamos con el consultorio de hoy!

 

Querida Doctora Calabaza:

Otro año me pilla la operación bikini con un dulce en la boca. Te juro que cada septiembre me prometo que ese año empiezo la vida sana y el gimnasio… pero pestañeo y ya estoy en navidades y así no hay forma.

Luego en enero me lo vuelvo a prometer, pero llegan los puentes, las semanas santas y ¡PUM! otra vez verano.

Total, que me he probado los bikinis del año pasado y, los que no me aprietan hasta cortar la circulación, no estiran lo suficiente para cubrir todo el área que deberían tapar.

¡UN DESASTRE, DOCTORA! ¿Tengo que renunciar a los días en la playa y encerrarme en casa resguardada del sol y de los balleneros?

Atentamente,  WILLY ENCLAUSTRADA.

 

Querida Flipper:

¡Arriba ese ánimo! Yo estoy muy a favor de la comida y estilo de vida saludable ¿has probado nuestros smoothies?, pero nada a favor de la imposición de los cánones de belleza. Mírame a mí, que soy todo curvas.

Bueno, más bien, soy sólo una gran curva anaranjada.

Y me los llevo a todos de calle. ¿POR QUÉ?

Porque estar buenísima es un estado interior.

Yo te digo que salgas, muestres carne y, si no te valen los bikinis, hay un montón de playas nudistas en las que te los puedes ahorrar.

Libera a Moby Dick y busca a tu capitán Ahab.

Atentamente, Doctora Calabaza.

 

#ConsultorioCalabaza