Consultorio

OTRO SAN VALENTÍN SIN COMERME UN COLÍN

Llega el 14 de febrero (San Valentín, para los despistados) y se me llena la consulta de almas en pena, llorando porque no tienen pareja, ¡ESPABILAD! Esta carta me ha hecho especial ilusión:

Querida Doctora Calabaza:

14 de febrero y otro año más que lo paso soltero, solateras, verso libre, más desesperado que Marta Sánchez. ¡QUE NO ME COMO UN COLÍN EN SAN VALENTÍN, VAMOS! ¡Ay, doctora Calabaza! ¿Qué puedo hacer? Me he comprado unas zapatillas 3 tallas más pequeñas para tener un poco de roce.  Me llaman de Jazztel a la hora de la siesta y me pongo tan meloso con los teleoperadores que acaban colgándome ellos a mí. Fui a una quiromántica para que tener a alguien que me cogiera de la mano. Necesito tu consejo, doctora. O una cita. Lo que prefieras.

Atentamente, soltero de oro (oro falso)

Querido solterón de latón (qué lata das):

Hueles a EAU DE DESEPERACIÓN que tira para atrás, chato. En serio, ¡STOP! . No hay nada que espante más a las mujeres que un tío que lo mismo le da salir contigo que con tu prima. ¿Por qué ese empeño por tener pareja en San Valentín? Piensa lo que te ahorras en regalos, flores, cenas en restaurantes que aprovechan el filón para sacar el género caduco, hoteles cochambrosos con pétalos de tela, TUNOS (no seáis psicópatas, no contratéis a la tuna NUNCA, ya os hablé de ello … Te propongo una cosa: haz cálculos de todo lo que te has ahorrado en regalos todos estos años y con la cifra regálate un viaje cojonuESTUPENDO. No te prives de nada. A una isla paradisíaca o a una ciudad multitudinaria. Donde quieras, que para eso estás soltero y no tienes que ponerte de acuerdo con nadie (otra ventaja). Cuídate, quiérete, llena tu vida de experiencias y luego ya, instálate Tinder y sube 4 fotos en las que salgas bien (dentro de lo humanamente posible) en ese viaje. Pero no te agobies, no fuerces.  Ya vendrá. Y si te sobra pasta, mándame bombones para darme las gracias. Dicen que da suerte para el amor darme bombones (bueno, lo digo yo, que para eso soy la experta).

Atentamente, doctora Calabaza.

#consultoriocalabaza