Lifestyle

LA MODA DEL TAKE AWAY

Tal vez no seas un cocinillas de tomo y lomo pero, en lo práctico, cómodo y oportuno, a ti no hay quien te gane. Porque siempre es mejor dejarle al César lo que es del César y dedicarle nuestro preciado tiempo a meditar, a tallar las ramitas del bonsái o a contemplar como cae la lluvia, si eso es lo que nos hace felices. Somos la generación del take-away, del no tener que esperar para disfrutar lo que nos gusta, ¡vaya suerte la nuestra! Tener por fin a mano un golpe de éxtasis de vitaminas, por partida doble y saludable.

También dicen que somos la generación de los chupitos, pero de los chupitos frescos, deliciosos y cargados de energía para que podamos seguir entregándonos en cuerpo y alma a lo que nos hace crecer. Crecer tanto por fuera como por dentro, no nos vayan a tachar de descompensados, #esosíqueno.

Porque para crecer y llegar al punto perfecto hay que dedicarse primero a uno mismo. Y de conocerse las pepitas (las de una misma), las verduras sabemos pero que muy mucho. Fíjate todo lo que hay por aprender de un sabio tomate, de un orgulloso pepino o de una bien parecida calabaza, ¿quién te lo iba a decir a ti? Ya puedes decirle a tu paladar ansioso-de-estímulo-inmediato que nosotros nos ocupamos de la parte más llevadera; de la parte de la paciencia, de aguantar estoicamente durante los meses de temporada contentos y felices al ver en nuestras raíces la explosión de sabor y frescor. Y de agárrate los machos que supondrá el trago mágico que acabará por llegar. Para que tú no sudes ni una gota pero estés tranquilo de estar enchufándole combustible #dealtocalibre a tu organismo.

No va a hacer falta ni que pestañees. Mira si la cosa está take-away que no vas a necesitar más que coordinar cuatro, tres, ni tan siquiera dos pasos rumbo a la nevera antes del sonoro chupinazo que sobrevendrá tras el primer sorbo. Piloto automático tomando los mandos del aeroplano. Suave vuelo hacia los frescos páramos del trago ultra-revitalizante de un smoothie de frutas. Porque llevan esperando este momento de gloria desde sus mismos comienzos, como pequeñas pero prometedoras pepitas que fuimos entonces.

Pues lo dicho, #quenoespoco: dedícate a lo tuyo que nosotros ya nos dedicamos a ponértelo en bandeja. Tú no te canses, ¡pero te lo decimos sin segundas! Que como buenos millenials que somos, sabemos que tu tiempo vale su peso en oro y que no te conformas con cualquier bocado del montón cuando el tiempo escasea.

 

____________________________

The goods no contiene grasas saturadas. Un menor consumo de grasas saturadas contribuye a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo. Se recomienda seguir una dieta variada y equilibrada y un estilo de visa saludable.