Lifestyle

VIAJAR AL ESTILO THEGOODS: ¿A DÓNDE NOS VAMOS?

Te puedes ir cerca, te puedes ir lejos, y también puedes hacer la locura de las locuras e irte a donde te quiera enviar el destino.

¿Cómo hacerlo? Easy! En cuatro sencillos pasos te enseñamos cómo se las gasta un TheGoods #detomoylomo cuando toca lanzarse a una nueva aventura viajera:

  1. Poner al jefe sobre aviso: estás a punto de embarcarte en una aventura que te puede llevar a los confines del mundo, así que puede ser que el boss tenga que buscarse un sustituto temporal…o permanente. Si eres tu propio jefe, sáltate este paso y pasa al siguiente apartado #ipsofactamente.
  2. Saca un #mapamundi. También te vale un mapa de #Extremadura si no andas lo que se dice sobrado o sobrada de presupuesto. El caso es sacar un mapa y extenderlo encima de la mesa cual #IndianaJones en busca de la fruta perdida. Atízale una chincheta en cada esquina y contempla la inmensidad de opciones a tu disposición.
  3. Acude a tu nevera y agarra un TheGoods, el que quieras. Puedes pensar en tu viaje ideal y elegir el smoothie más adecuado para la ocasión: si te va la matcha, eres más de escaparte al sur o de ir dando calabazas por la carretera, hay una opción perfecta para ti.
  4. Bebe, saborea y disfruta del trago. Tómate tu tiempo, que no hay prisa. Una vez la botella esté vacía (no te preocupes, tenemos cargamento TheGoods para rato), ponla sobre el mapa y hazla girar con fuerza y… ¡próximo destino decidido! ¡Malpartida de Plasencia!
  5. Si no te convence el resultado, repite el paso nº 4 hasta quedar plenamente satisfecho/a ;D

 

¿Está decidido? Enhorabuena si es así, y si no, seguro que tienes tiempo para seguir dándole a la botella hasta que la cosa se ponga interesante. No será por falta batidos TheGoods en tu nevera.

Ni tampoco será por falta de compañeros de viaje. Nuestro pepino fiestero no se lo monta nada mal de festival en festival. Desde del Sónar hasta el Viña Rock, pasando por todos los estilos musicales que te puedas imaginar. Apúntate con él si te sientes capaz de seguirle el ritmo (mucho ojito con pepino y la matcha natural que lleva encima).

Remolacha, por su parte, es más de bajarse a Tarifa para cabalgar las olas y a echarle el anzuelo a un buen #tomate remolachero. Playa y buen rollo garantizados entre gente muy molona y nada remolona.

Y de calabaza…pues puedes esperarte cualquier cosa menos lo aburrido. Así que si te apuntas con ella al viaje de lo inesperado, vete preparando para no parar ni un segundo.

 

Ya lo ves, el mundo es tuyo con TheGoods a tu vera. Ahora, a darle una vuelta de tuerca girando la botella, baby!